La distinta consideración del tratamiento fiscal aplicado a los socios de entidades mercantiles ha obligado a que la Agencia Tributaria publicase una nota informativa con el fin de aclarar, qué debe entenderse por rendimientos del trabajo y qué por rendimientos de actividad económica, en lo que a las retribuciones de los administradores en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se refiere. La intención de la misma era la de acabar con la eterna inseguridad fiscal que ha envuelto y envuelve este tema; veremos al final de este escrito si logra o no su cometido.