La calificación culpable por retraso en la solicitud de concurso: doctrina del Tribunal Supremo Vs Caso Spanair

En las situaciones de crisis empresariales, cuando la empresa entra en una situación de insolvencia la Ley Concursal en su artículo 5 impone al administrador el deber de solicitar el concurso en el plazo de dos meses desde que debió conocer dicha situación de insolvencia. Si la empresa solicita el concurso de acreedores y se abre la fase de liquidación, automáticamente se abrirá la fase de calificación y se estudiará la procedencia de imponer la temida responsabilidad concursal.

Defensa del administrador único de una sociedad en concurso a quien la Administración Concursal reclama 1,6 millones de euros de responsabilidad concursal.