Con frecuencia, pequeños y medianos empresarios que han visto como las empresas de las que son propietarios han experimentado un constante crecimiento a lo largo de años de existencia, se enfrentan a la cuestión relativa a si es procede acometer un proceso de reestructuración societaria o empresarial.