el Consejo de Ministros del pasado 19 de agosto aprobó una serie de medidas de índole económico-tributario plasmadas en el Real Decreto-ley 9/2010, de 19 de agosto. La finalidad de las mismas es continuar y reforzar las medidas fiscales y presupuestarias que el gobierno ha venido poniendo en marcha para la consecución de una reducción sobre el déficit público. La reducción del gasto público, a través de la racionalización del gasto sanitario y la mejora de los ingresos fiscales mediante el Impuesto sobre Sociedades son algunos de los instrumentos que este Real Decreto-ley ensalza.