La profunda crisis que asola nuestro país desde hace ya cuatro años, hizo que el pasado 10 de marzo se publicase el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos. Existe una situación que cada vez se repite con más frecuencia entre las familias; la situación de desempleo de sus miembros o la ausencia de actividad económica prolongada en el tiempo hace que para éstas sea imposible el cumplimento de sus obligaciones hipotecarias