Ante las prácticas comerciales que la mayoría de Compañías Aéreas venían aplicando a sus clientes en caso de cancelaciones de vuelo, anulaciones, el famoso “overbooking”, retrasos…. el legislador europeo aprobó hace unos años el Reglamento CE 261/2004 en el que se ha venido a regular las cuantías económicas o prestaciones que las Compañías deberán asumir con sus clientes en cada uno de los casos previstos.