Medio: ARN Digital Fecha: Noviembre 2012

Los que podrían no estar tan interesados en regularizar su situación serían los grandes patrimonios, y, también, algunos grupos multinacionales. Esto puede deberse a la inseguridad jurídica existente en nuestro país. No obstante, la entrada en vigor de la Ley Antifraude, que obliga a declarar las cuentas y bienes en el extranjero, “está haciendo que muchos se decidan a regularizar su situación”, afirma Marcel Trías de Sala & Serra Abogados.