En la norma se combinan medidas novedosas diseñadas para impactar directamente en nichos tradicionales de fraude con otras que refuerzan la seguridad jurídica del sistema tributario y potencian la recaudación. El Proyecto de Ley es un complemento perfecto al plan extraordinario de regularización de rentas ocultas aprobado el 30 de marzo (conocido comúnmente como la “amnistía fiscal”, tema en torno al cual Sala&Serra ya escribió en este mismo Blog), por el que se pretende la afloración de ingresos procedentes de la economía sumergida y su incorporación a la economía regular antes del 30 de noviembre. A continuación se ofrece una visión pormenorizada de cada una de las medidas

Autor: Marcel Trias Ferrández | Departamento Fiscal | Sala & Serra Abogados La respuesta a la pregunta que da título a este artículo, debería de ser sencilla; pero al menos sí clara: Sí o no. Pues bien, parece ser que es un tema en el cual Agencia Tributaria (“AEAT”) y Tribunales no acaban de ponerse de acuerdo; incluso entre estos últimos (los Tribunales. ¿La consecuencia? - una terrible inseguridad jurídica y una marcada dificultad en aplicar lo que establece la Ley, por su compleja y subjetiva interpretación.

el Consejo de Ministros del pasado 19 de agosto aprobó una serie de medidas de índole económico-tributario plasmadas en el Real Decreto-ley 9/2010, de 19 de agosto. La finalidad de las mismas es continuar y reforzar las medidas fiscales y presupuestarias que el gobierno ha venido poniendo en marcha para la consecución de una reducción sobre el déficit público. La reducción del gasto público, a través de la racionalización del gasto sanitario y la mejora de los ingresos fiscales mediante el Impuesto sobre Sociedades son algunos de los instrumentos que este Real Decreto-ley ensalza.