La resolución de un contrato de agencia por parte del empresario suele provocar la inmediata reclamación por parte del agente de las indemnizaciones que, en principio, le corresponden y que