El 15 de noviembre de 2008 el Grupo de los Veinte aprobó la “Declaración de la cumbre sobre los mercados financieros y la economía mundial”, marcando unas directrices generales que